Ahorrar luz para ahorrar dinero, es lo que todos queremos conseguir en nuestra vivienda en cualquier época del año. Sin embargo, cuando llega el verano esto nos preocupa un poco más pues las temperaturas suben, lo que nos obliga a encender los aparatos de aire acondicionado, disfrutamos más de la noche en los patios o terrazas y eso hace que tengamos la luz encendida más tiempo. Pero si además disponemos de piscina, su mantenimiento también conlleva un mayor consumo de energía.

Si en su comunidad de vecinos dispone de una piscina, sabrá el coste que conlleva el mantenimiento de la piscina. Aparte de los gastos en los productos que hay que utilizar para mantener el agua en un estado óptimo, los gastos de socorristas, el agua de las duchas, etc. El mantenimiento de piscinas supone un mayor consumo de luz, pues hay que limpiar el fondo, depurar el agua, etc. Son estos hechos, los que hacen que el ahorro de energía en verano, no sea una tarea fácil.

¿Pero cómo podemos ahorrar luz sin dejar de disfrutar de los baños en la piscina comunitaria durante los meses de verano?

O ¿cómo podemos tener un ahorro energético sin dejar disfrutar del fresquito del aire acondicionado en nuestra casa? La única respuesta que se nos ocurrirá a la mayoría de nosotros es:
• No encendiendo mucho tiempo el aparato de aire acondicionado;
• Con respecto a la piscina, disfrutando de ella menos meses.

Nadie pensaría en dejar de lado su mantenimiento para conseguir así un ahorro energético y por lo tanto, pagar menos en la factura de la luz.
Si vivimos en una comunidad de vecinos, debemos plantearnos…

¿Qué podemos hacer para conseguir ahorrar luz?

Deberíamos proponerle al presidente nuestro interés de ahorrar en la factura de la luz, para que en nuestros veranos podamos disfrutar de la piscina, del patio, la terraza y el aire acondicionado. Lo primero que deberíamos plantearnos serían cuestiones como éstas:
– ¿Es elevada la tarifa que tenemos contratada en nuestra comunidad de vecinos para la luz?
– ¿Habrá alguna empresa que nos ofrezca una tarifa más barata que la que nosotros tenemos?
– ¿La potencia que tenemos contratada es la adecuada?, o ¿tenemos contratada una potencia mayor que la que realmente consumimos?
– ¿Podríamos bajar la potencia contratada y así conseguir pagar menos en nuestra factura de luz?
– Y, ¿podríamos decantarnos por las energías verdes?, ¿Supondría esto un ahorro monetario? ¿Qué ventajas tendríamos?
Pero para responder a estas preguntas, necesitamos la ayuda de una empresa que nos asesore en este sentido, que nos estudie nuestro caso, nuestro consumo energético y nos diga si podemos conseguir un ahorro en la factura de la luz.
En Enerfore somos especialistas en eficiencia energética y ayudamos a que nuestros clientes ahorren en su factura de la luz. A través de un software especializado, hacemos un riguroso estudio para proponer cambios y que nuestros clientes consigan un ahorro en sus facturas de la luz.

 

Otros temas relacionados:

¿De qué formas Enerfore le ayuda a ahorrar en la factura de energía eléctrica?