Una mayor eficiencia energética instalando en las viviendas las calderas de condensación es un hecho que ya están comprobando muchos ciudadanos. Ya hemos hablado en post anteriores cómo obtener mayor eficiencia energética en nuestros hogares, hoy queremos dedicar este artículo a un tipo de calderas que son las calderas de condensación.

Pero, ¿qué es eso de las calderas de condensación? Si usted ya oído hablar de ellas, pero no sabe de qué se trata, le diremos de modo simplificado algo que a usted le interesará seguro: con las calderas de condensación ahorrará dinero porque obtendrá una mayor eficiencia energética. Es decir, conseguirá en su hogar más calor para la calefacción y el agua caliente, al tiempo de que estará consumiendo menos gas. Es el tipo más eficiente de calderas en la actualidad.

Si además está preocupado por el medio ambiente y considera que la reducción de la contaminación es tareas de todos, debe saber que con este tipo de calderas, reduce las emisiones de C02 al consumir menos gas. Así, si colocamos una caldera de condensación en nuestra vivienda, además de conseguir un ahorro energético, estaremos contaminando menos.

¿Cuál es el sistema de las calderas de condensación? Estas calderas lo que hacen es aprovechar el calor residual en la evacuación de gases quemados, utilizando la tecnología de la condensación. Esto hará que tenga que consumir menos, para calentar igual. Estas calderas pueden funcionar con gas natural, propano, gasóleo o la biomasa, que es sin lugar a dudas, la más sostenible porque posee menos emisiones.

Si es usted de los que ya ha oído hablar de este tipo de calderas, seguramente que ha escuchado más de una vez que la inversión que hay que hacer es elevada. Es cierto que su precio es superior que en el caso de las calderas convencionales, sin embargo, pronto amortizará este coste de más. Algunos expertos estiman que en 2 años puede amortizar el coste superior. Sin olvidar de que el tiempo que se tarde en amortizar esta inversión dependerá, del consumo de calefacción y agua caliente tengamos en nuestra casa. A mayor consumo, más ahorraremos.

Uno de los principales inconvenientes de las llamadas calderas convencionales es su alto consumo energético. Por ello, con las calderas de condensación, conseguirá un importante ahorro energético en un año. Pero como siempre, no debemos olvidar que la eficiencia energética en nuestro hogar se consigue con más de una actuación. Ahora que llega el invierno, recuerda nuestro anterior post El ahorro energético en Invierno es posible.

Las calderas de condensación han llegado para quedarse No olvide que este tipo de calderas poseen un mayor rendimiento que las convencionales. Por ello, quizás haya llegado el momento de sustituir la antigua caldera en su vivienda por una de este tipo. Conseguir una mayor eficiencia energética al tiempo que reducirá las emisiones de CO2 está en sus manos. Si desea que le asesoremos sobre este tema o cualquier otro relacionado con la eficiencia energética de su hogar, estaremos encantados de hacerlo.